Sing up for newsletter

Blog

Home  /  Salud Emocional   /  La estrategia del imán

La estrategia del imán

¿Eres de los que mandan su trabajo de vacaciones o de los que se van de vacaciones con su trabajo? Cambia la polaridad de tu imán.

Te voy a proponer jugar con tu imaginación. Es sólo un rato, pero te prometo que será intenso.

Piensa por un momento que eres una persona de hojalata. Ahora piensa que paseas por una vida en la que no quieres dejar nada pendiente. Imagínate por un momento que has descubierto el mejor de los trucos y es que has desarrollado la estrategia del imán. Con él eres capaz de detectar y hacerte con todas las cosas metálicas que no quieres que se queden por ahí perdidas. Lo tienes todo controlado, nada se te escapa. ¿Parece una buena estrategia, verdad? ¿Tú crees?

Ya que estamos imaginando y te ves llevándolo todo pegado a ti, piensa por un momento que no pudieras quitarte ese imán nunca: fueras donde fueras, en el trabajo, en casa, por la calle….el imán forma parte de ti, y con él todo lo que va adherido. ¿Se te hace pesado?

Sigamos imaginando, porque ahora te estás dando cuenta que se están pegando a ti todos los objetos metálicos: los que quieres y los que no quieres, los que puedes soportar y los que te colapsan… No sólo los vas a buscar, también vienen a ti. ¿Se te hace agobiante?

Y además, ahora que hace un tiempo que llevas contigo ese imán, te has dado cuenta que los metales acumulados alrededor de ti  apenas  te dejan ver; es más, de tan lleno que vas de pequeñas cosas, cuando intentas dejar pegado a ti algo que es realmente importante, no hay hueco. ¿Se te hace inmanejable?

La pesadilla mientras trabajas

Piensa ahora que esa persona de hojalata eres tú paseando por tu vida laboral. Como para todos, tu trabajo es muy importante, y no quieres dejarte nada pendiente. Imagínate por un momento que has descubierto el mejor de los trucos para evitar perder todas esas cosas importantes, y has desarrollado la estrategia del imán. A lo largo del año has decidido poner a funcionar ese imán para detectarlas y dejarlas pegadas a ti.  Lo tienes todo controlado, nada se te escapa… ¿Parece una buena estrategia verdad? ¿Tú crees?

Quizás en algún momento quieras quitarte ese peso de encima. Pero te das cuenta que ahora el imán se ha pegado a ti y no puedes quitártelo: fueras donde fueras el imán irá contigo y con él todo lo que se ha pegado, y eso pesa.

Quizás te has dado cuenta que ser un referente y alguien que asume las responsabilidades, ejerce de efecto llamada para cada vez más responsabilidades, y cada vez más problemas, los que quieres y los que no quieres, los que puedes soportar y los que te colapsan. Y eso agobia.

Quizás te has dado cuenta que con tanta sobrecarga, apenas puedes ver las responsabilidades importantes, es más aunque las veas, no hay hueco, estás lleno de pequeñas cosas y eso es inmanejable.

¿Te sigue pareciendo una pesadilla o ni tan siquiera habías podido detectarla?

La solución a esta pesadilla

¿Te ves sobrecargado? ¿Te ves agobiado sin poder dar respuesta a tanta atracción? ¿Te ves colapsado sin poder discernir lo importante? Tranquilo. No es muy difícil que algo así te ocurra. De hecho no eres ni mucho menos el único.

Voy a ayudarte a salir de esta pesadilla.

La clave está en que tú no eres de hojalata y en que tú sí tienes potestad sobre ese imán imaginario. Tú puedes decidir qué hacer o no hacer en cada caso. Tú imán sí tiene un piloto para apagar y encender en cada momento y situación. Sólo tienes que saber cuándo usarlo, dónde está, cómo usarlo y entrenarlo…hasta que se convierta en un hábito, en un sistema automático de reconocimiento y respuesta de necesidades.

Tu imán depende de ti y aprende. Quizás al principio te cueste trabajo (nadie nace aprendido), quizás necesites ayuda (el autoaprendizaje no siempre es factible y buscar apoyos es de sabios)… pero es posible, y el esfuerzo merece la pena.

No necesitas deshacerte del imán, sólo convertirlo en una herramienta programable y eficiente, convertirlo en una nueva tecnología gestionada desde las personas.

¿Quieres empezar estas vacaciones? Neutraliza tu imán laboral y descárgate, para poder cargarte de tiempo para ti y los tuyos. Llénate de reuniones con los amigos, de flotadores de playa, de helados, de paseos en bici, de carreras de sacos, de paseos por la montaña, de parrilladas, de sol (o lluvia), de lectura lúdica, de risa con tus hijos, de pasión, de limonadas… y no dejes ni un hueco para los pesados metales del trabajo.

¿Te das cuenta de la cantidad de cosas que puedes atraer a tu vida si inviertes la polaridad de tu imán? 

febrero 22, 2018
¿Te has dejado algo hoy en casa?
Sabemos que cuando nuestro cerebro está en un momento de repunte emocional se produce una situación en la que le es casi imposible utilizar partes más racionales del mismo. Es lo que llamamos el “secuestro amigdalar”: los procesos emocionales pueden sustraer una parte tan elevada...
octubre 2, 2018
Gigantes y Molinos
Quizás no esté de moda, o parezca poco motivador que empecemos este post hablando de cómo la realidad no siempre es la que deseamos, ni podemos moldearla a nuestro gusto, y de cómo nosotros no siempre tenemos la fuerza que deseamos ni podemos generarla a...

Post a comment