Sing up for newsletter

Blog

Home  /  Salud Emocional   /  Salud mental en el trabajo, ¿por qué es importante para una empresa?

Salud mental en el trabajo, ¿por qué es importante para una empresa?

¿Podemos como empresa u organización sentirnos identificados con esta temática? Está claro que sí.

Cuando hablamos del concepto de SALUD nos referimos, no a la presencia de una enfermedad, sino que, tal como define la propia Organización Mundial de la Salud (OMS), «La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades».

Cuando nos referimos al concepto MENTAL, nos referimos a todo aquello que tiene que ver, no sólo con la intelectualidad, sino a todo lo que tiene que ver con nuestras emociones.

Uniendo ambos términos, definimos la SALUD MENTAL, no sólo como la ausencia de transtornos, sino como una estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.

Con motivo de la cerebración del 25 aniversario del Día de la Salud Mental, la Federación Mundial de la Salud Mental (World Federation form Mental Health: WFMH) ha elaborado un informe que avala la importancia que para las empresas y organizaciones tiene el cuidado y bienestar de la Salud Mental de sus trabajadores.

Tal como señala dicho informe, entre otros, los beneficios de esta cultura de atención y cuidado al estado psicológico de los trabajadores, ayuda a las personas a ser más felices y más productivas, atrae a más empleados y retiene a los que están en plantilla, repercute positivamente en la vida y las relaciones del trabajador fuera y dentro de su trabajo…

En definitiva, facilitar un estado de bienestar emocional en la persona repercute directamente en la empresa por cuanto que favorece su productividad personal y la mejora del clima laboral, y es además un factor motivacional y de fidelización, y un seña de identidad de las empresas socialmente responsables.

Dado que el concepto de salud ha dejado de relacionarse exclusivamente con la falta de enfermedad y ha adquirido un valor integral incluyendo aspectos nos sólo físicos; y los procesos emocionales han pasado a ser esenciales en el concepto de salud y se ha demostrado que son estudiables, entrenables y por tanto mejorables; podemos llegar a la conclusión de que el valor de las personas en las organizaciones ha pasado a ser una variable imprescindible para la productividad empresarial y se puede trabajar sobre ella, desde un enfoque integral.

diciembre 22, 2017
Somos personas, también cuando trabajamos
La nueva gestión de las personas en las organizaciones, incide en la gestión inteligente de las emociones, porque cuando trabajamos nuestras creencias, nuestros valores, nuestros miedos… influyen en nuestra efectividad, en la de nuestros compañeros de trabajo y por tanto de la empresa.

Post a comment